Welcome to Evently

Lorem ipsum proin gravida nibh vel veali quetean sollic lorem quis bibendum nibh vel velit.

Evently

Stay Connected & Follow us

Simplemente ingrese su palabra clave y lo ayudaremos a encontrar lo que necesita.

¿Qué estás buscando?

  /  Blog   /  Política   /  Inseguridad: En busca de una cama de hospital

Inseguridad: En busca de una cama de hospital

Ecuador enfrenta una ola de inseguridad que se ha extendido a niveles inimaginables, la ausencia del gobierno actual ha proporcionado todos los escenarios para que la criminalidad se tome las áreas que proveen el servicio de salud en el país. En los últimos meses, se encuentra latente en los centros de salud públicos y privados la amenaza de grupos criminales que atemoriza a todo el personal de salud, tanto a médicos como personal administrativo. 

Si bien es cierto, los factores y escenarios que se presentan son varios, desde temas de corrupción que presuntamente responsabilizan a altos funcionarios, como el simple hecho de que ciudadanos pertenecientes a bandas criminales se tomen hospitales para ser atendidos, saltándose los protocolos a seguir. Principalmente el segundo caso, es el que atemoriza no solo al personal si no a pacientes que toman el papel de víctimas inocentes. 

Es lamentable y preocupante el nivel de inseguridad de nuestro país, las alarmas por atentados que reporta la prensa, la policía y por testimonios de internos de ciudades de la costa se denota que en los últimos tres meses, se ha incrementado la violencia, pues se ha instituido con amenazas y atentados  en los hospitales pertenecientes al Ministerio de Salud Pública. La respuesta de gobierno es insuficiente, pues se resume en protocolos a seguir, que terminan en internos escondidos, licenciadas y doctores siendo apuntados con armas y un personal de seguridad que no está altamente capacitado para actuar en un enfrentamiento, sin imaginar la posición del paciente o familiar que tiene que lidiar con la incertidumbre de saber  que en cualquier momento puede ocurrir  un atentado, y que su familiar no estaba en el lugar equivocado, ni siquiera estaba inmiscuido en delincuencia, simplemente se encontraba  recibiendo atención médica. 

Durante la pandemia, el personal médico fue el eje principal para combatir todo lo que vivimos y que, pese al avance, aún se vive en relación a todas las enfermedades  que han surgido desde el 2020. Los llamados  súper héroes,  hoy son olvidados, quienes fueron motivación para la academia y todos los jóvenes que soñaban con ser doctores hoy se encuentran desprotegidos.

A la fecha, los jóvenes ecuatorianos profesionales y aquellos internos que empiezan a encaminar su vida a la práctica en el  área de la salud, pierden las esperanzas de ver un Ecuador que reconozca el valor real de todo el personal médico, no solo en seguridad ocupacional sino que sea extensivo en cuanto a salarios que se ajusten a la proporción del trabajo que como galenos realizan. Y sumando a esta situación, tener que enfrentarse a la delincuencia, extorsión y amedrentamiento en sus lugares de trabajo. 

Como ciudadanos, y en especial los pertenecientes a estas instituciones, merecemos protección,  pues este respaldo coadyuva a que el derecho al acceso de la salud sea integral. Puesto que la realidad es que este servicio se ha infectado del cáncer de la violencia que parece no dar rescisión en el Ecuador.

Con estas palabras, quizás me sienta igual de impotente que todos aquellos que cuentan sus experiencias en hospitales que han sido tomados por alguna banda criminal. Sin embargo, lo escribo con la misma fe y convicción de que los problemas que se han expuesto, serán tomados en cuenta por las autoridades competentes, y que a través de medidas fortalecerán la seguridad ciudadana. En cambio, si este problema social de urgente atención, estuvo a su conocimiento y aún así continúan en la decisión de dejar que fluya en el camino de la violencia, mi único consuelo será que las acciones u omisiones el pueblo nunca las olvida.

Comentarios
  • Mariuxi Garcia Cedeño
    1 año ago

    Excelente…….

Escribir un comentario