Welcome to Evently

Lorem ipsum proin gravida nibh vel veali quetean sollic lorem quis bibendum nibh vel velit.

Evently

Stay Connected & Follow us

Simplemente ingrese su palabra clave y lo ayudaremos a encontrar lo que necesita.

¿Qué estás buscando?

  /  Blog   /  Política   /  La justicia y seguridad en nuestro país es similar a tratar de protegerse de una tormenta con un paraguas que está roto

La justicia y seguridad en nuestro país es similar a tratar de protegerse de una tormenta con un paraguas que está roto

La situación que ha estado experimentando la población ecuatoriana desde hace muchos años es terrible. La corrupción es tan rampante que parece ser omnipresente y se filtra a través de nuestras manos como si estuviéramos tratando de sostener agua sin un recipiente adecuado. El contexto es tan crítico que las autoridades gubernamentales ni siquiera intentan ocultar la existencia de la corrupción, y son descarados en su trato con la ciudadanía.

En su campaña electoral, Lasso prometió luchar contra la corrupción en todas sus formas y restaurar la confianza de los ecuatorianos en su gobierno. Sin embargo, desde que asumió el cargo, no ha tomado medidas contundentes para abordar este problema endémico en el país. En lugar de promover la posesión de armas sin ningún plan previo de implementación, el gobierno debería enfocarse en implementar políticas de seguridad efectivas y en fortalecer las instituciones encargadas de garantizar el orden público.

Es evidente que la corrupción gubernamental sigue siendo un problema grave en Ecuador. Los líderes políticos, incluido el presidente Lasso, tienen la responsabilidad de tomar medidas efectivas para abordar este problema y restaurar la confianza de los ciudadanos.  Después de todo, la situación ha sido resultado de años de daño y degradación sistemática, lo que hace que sea difícil saber por dónde empezar a resolverla.

Aunque la tarea por delante puede ser monumental, no es inalcanzable si trabajamos juntos. Como sociedad, necesitamos organizarnos y comprender que compartimos objetivos comunes en términos de gobernanza. Es crucial que nos eduquemos y enseñemos sobre nuestros derechos para poder fiscalizar el trabajo de los funcionarios públicos de manera efectiva. Es crucial que sigamos los buenos ejemplos y discursos y no participemos en la corrupción y la deshonestidad.

Comentarios
  • Nicolás Proaño
    1 año ago

    Concuerdo. Las políticas gubernamentales deben fortalecerse para lograr un cambio desde las raíces, lo cual también implica un cambio mental y cultural por parte de la sociedad ecuatoriana. El único resultado de la aplicación de leyes más rigurosas es que la coima será más grande. Para reflexionar.

  • Ing. Ind. Bismark Loayza Toledo. Mgtr.
    1 año ago

    Toda esta inseguridad y corrupción, radica en un sistema educativo caduco, obsoleto, se deben cambiar todos los cimientos de esta sociedad y como hacerlo a través de un nuevo sistema educativo, en dónde el docente también eduque y el eje central sean lo valores morales y éticos. La mayoría de hogares en nuestro país son disfuncionales en dónde papá y mamá ya dejaron de ser los que inculcan esos valores. El docente actual debe formar ciudadanos solidarios, honestos, humanos y críticos que vayan a defender sus derechos con esas armas que el sistema educativo les dió. Solamente así se formará una nueva sociedad. Tenemos un presidente impávido, unos asambleístas que no saben hacer ni siquiera informes, en dónde solo ven sus conveniencias personales y las de sus patrones, tenemos asambleístas que les importa un bledo el bienestar ciudadano, se pasaron dos años viendo la firma de como sacar al Presidente (inepto si es cierto) y no han creado una sola Ley en favor de la sociedad. Y el panorama es gris, porque no vemos nuevos líderes que nos lleven hacia buen puerto.

Escribir un comentario